Guarda silencio ante el Señor, y espera en él con paciencia; no te irrites ante el éxito de otros, de los que maquinan planes malvados, confía en Dios, al contrario del hombre EL sabe muy bien que tiene para vos —afirma el Señor —, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darte un futuro y una esperanza.

Quisiera haber sido un ángel, para poder anunciar la historia, de tu nacimiento esa noche de navidad, quisiera haber sido una estrella y con mi luz alumbrar aquel pequeño lugar donde habrías de descansar…

Hacia las montañas levanta tus ojos, ¿De dónde ha de venir tu auxilio? tu ayuda proviene del Señor, creador del cielo y de la tierra. No te angusties por nada, y en cualquier circunstancia, recurre a la oración y a la súplica, acompañada de acción de gracias. Presenta tus peticiones a Dios y entonces la paz de Dios, que supera todo lo que puedes pensar, tomará bajo su cuidado tu corazón y tus pensamientos en Cristo Jesús.

Tengan cuidado de su manera de vivir. No vivan como necios sino como sabios, aprovechando al máximo cada momento oportuno, porque los días son malos. Hagan lo que hagan, trabajen de buena gana, como para el Señor y no como para alguien de este mundo, conscientes de que el Señor los recompensará.

Page 2 of 7

 

 

Please publish modules in offcanvas position.