Miércoles, 08 Diciembre 2021

De la invasión de ideas zombis a los reyes desnudos

Publicado el Martes, 26 Octubre 2021 16:37 Escrito por

Las “ideas zombis”, se aceptan como válidas cuando a todas luces son falsas. Tendrían que estar muertas porque no resisten el menor análisis racional, sin embargo siguen caminando -como zombis- aunque no se requiere más que un mínimo ejercicio de razonamiento y una mirada a la realidad para desactivarlas. Las personas que caen presas de “ideas zombi” no sólo las proclaman a los cuatro vientos como verdades de fe, sino que están armadas con una coraza protectora que las hace resistentes a las evidencias que desmienten lo que ellas creen firmemente que es verdad. Son ideas que han escuchado, muchas veces desarrolladas falazmente y con datos falsos, de líderes (políticos, académicos, religiosos u opinión) que supuestamente tienen las credenciales para hablar con propiedad de determinados asuntos. Y esas ideas entran en sintonía con las creencias, expectativas, fobias y filias de quienes las escuchan, las hacen suyas y las proclaman fanáticamente.

En el libro del premio Nobel de Economía Paul Krugman “Contra los zombisEconomía, política y la lucha por un futuro mejor” (Barcelona, Crítica, 2020) se puede encontrar con planteamientos e ideas -en el conjunto de artículos y ensayos que integran el volumen- sumamente sugerentes para comprender no sólo las dinámicas económicas y políticas de Estados Unidos en las últimas décadas, sino la irradiación hacia el mundo, desde ambientes políticos, académicos y mediáticos de ese país, de ideas y argumentos torcidos (falaces, manipulatorios, desinformados) acerca de cómo funcionan las cosas en la economía y la política (y en la imbricación de ambas).

Uno de los aportes más creativos de Krugman es su noción de las “ideas zombis”, es decir, las ideas (argumentos, afirmaciones) que se aceptan como válidas cuando a todas luces son falsas, para caer la cuenta de lo cual, muchas veces, no se requiere más que un mínimo ejercicio de razonamiento y una mirada a la realidad. Las personas que caen presas de “ideas zombi” no sólo las proclaman a los cuatro vientos como verdades de fe, sino que están armadas con una coraza protectora que las hace resistentes a las evidencias que desmienten lo que ellas creen firmemente que es verdad. Son ideas que han escuchado, muchas veces desarrolladas falazmente y con datos falsos, de líderes (políticos, académicos, religiosos u opinión) que supuestamente tienen las credenciales para hablar con propiedad de determinados asuntos. Y esas ideas entran en sintonía con las creencias, expectativas, fobias y filias de quienes las escuchan, las hacen suyas y las proclaman fanáticamente.

El concepto tiene muchas ejemplificaciones en el campo de la economía; pero rápidamente ha saltado a otros campos, como la educación y la política, en los que también existen estas “ideas zombi”, y se enseñorean con idéntica liviandad y contundencia. Una de esas ideas zombi es la de que el partido que tiene más recursos económicos es el que gana las elecciones. Es cierto que más dinero permite desplegar más acciones proselitistas, más publicidad, mas organización de actos, etc. etc. Pero no hay ninguna garantía que más eventos de este tipo se traduzcan automáticamente en más votos. Y eso es fácilmente comprobable en la campaña nacional de 2019, cuando el Fondo Monetario Internacional proporcionó la friolera de 44 mil millones de dólares para la campaña de Cambiemos que perdió estrepitosamente con el Frente de Todos de la fórmula Fernández – Fernández.

En la misma línea, otra idea zombi vincula acciones de gobierno que implican erogación económica –en obra pública, planes sociales o asistenciales, créditos subsidiados, o becas estímulo- con, otra vez, la obtención de votos. En San Luis, sin ir más lejos, si se sumaran en votos los beneficiarios de planes sociales, moradores de viviendas construidas gracias a programas solidarios, y empleados públicos, por poner tres parámetros arbitrarios, habría paliza electoral oficialista en cada convocatoria electoral. Esto no es así, por varias razones: la ciudadanía en general y cada ciudadano individualmente tiene poder de decisión, raciocinio, análisis, deseos y necesidades diversas. Y resuelve su voto luego de combinar de maneras impredecibles -para terceros- esos factores y otros tantísimos más que funcionan a nivel cognitivo, sensorial, histórico social, etc. etc.

Quienes pregonan que un plan social o un beneficio posibilitado por una gestión gubernamental se canjea automáticamente por un voto, subestiman groseramente la inteligencia del pueblo y evaden los análisis medulares que les podrían hacer salir de la idea zombi para acercarles un poco a la comprensión de los fenómenos políticos y sociales. Estos fenómenos suelen ser complejos de ejecutar, sostener, perfeccionar… como todos los procesos sociales… pero tiene un principio que es fácil de expresar y de comprender: tienden a concitar la adhesión popular y el beneficio del voto, aquellas fuerzas políticas que interpretan y satisfacen las necesidades de las mayorías. Aunque en ocasiones haya problemas de comunicación de esas políticas beneficiosas para el conjunto del pueblo, o arrecien los intentos de desvirtuarlas o desacreditarlas, o incluso esas buenas políticas se hayan demorado inexplicablemente, la sociedad conecta con los buenos gobernantes y se encarga de poner en su lugar a los advenedizos y aprovechados, quienes terminan vagando como zombis, con sus ideas al tono.

Los reyes están desnudos

Escribí lo precedente teniendo al frente la denuncia realizada por un pretendido comité de ética de la Alianza Juntos por el vamos. Está centrado en la idea zombi del supuesto intercambio mercantil de un beneficio social - un voto, pero observando el contexto se desprende otra circunstancia no menos significativos, tal vez más peligroso para el sistema democrático, en cualquier caso dañino y perverso. Si en el inicio de la campaña electoral, ese comando de campaña por la ética de la Alianza se auto instalaban en un pináculo elevado localizable entre tribunal electoral y cámara penal; con el correr de los días se perfeccionan y completan en sistema judicial completo. Con secretarías, notificadores y hasta jefes de despacho*.

En efecto, el comando por la transparencia formado para condicionar a la opinión pública, juzgados y cámaras, ahora emite y notifica de medidas y cautelares.

Ni la mesa judicial de Rodríguez Simón se atrevió a tanto. Es verdad que metieron dos jueces por la ventana de la Corte Suprema de Justicia, pero Rosenkrantz y Rosatti al menos tenían un DNU (Decreto de Necesidad y Urgencia) que los impulsaba pero les integrantes de la comisión jurídica para los cambios de los juntos, sin DNU, ni ley que los haya nombrado, ni concurso público, ni compulsa, ni nada, se encarama -como dijimos- al vértice superior judicial y pretende dictar sentencia, notificar y -en cualquier momento- controlar el cumplimiento efectivo de las penas. Es anecdótico y secundario, pero todo esto sobre acusaciones de hechos que ni siquiera son delitos sino ejercicios de gobierno apoyados por leyes aprobadas por amplias mayorías.

  

Las imágenes muestran la carta documento enviada al Banco para que se anoticie de lo que se tramita en el juzgado parece parte de una historieta de la revista Mad. Tal vez sea usual que una parte notifique a un tercero, sobre una medida que tomó un juzgado y que -por tanto- notifica el juzgado. Lo contrario, a los ojos del lego, se parece bastante a una transgresión de roles y atribuciones. Y todo se refuerza con la manera de comunicarlo en los medios y portales. 

Hagamos un poco de análisis: el primer párrafo del comunicado dice...

El agente financiero del gobierno de la provincia de San Luis fue intimado este lunes de la resolución de la justicia federal, a raíz de la medida cautelar impulsada por la Comisión Jurídica sobre Delitos Electorales del frente Unidos por San Luis, referida a prevenir posibles delitos electorales.

"Fue intimado", dice. dando a entender que el Poder Judicial fue el que intimó. En un -tal vez- intento de dar mayor importancia al hecho del que realmente tiene.  

En este sentido, el Banco Supervielle fue notificado para que se abstenga de efectuar transferencias, giros o cualquier otra operación del Gobierno provincial, en el marco de la resolución judicial que paralizó la ejecución de los planes sociales, hasta el día después de las elecciones legislativas del 14 de noviembre.

"En este sentido el Banco..." sigue el texto, sin especificar el remitente de la notificación.

La Comisión Jurídica para Delitos Electorales del Frente Unidos por San Luis envió hoy una carta documento al Banco Supervielle notificándole de la existencia de la medida cautelar del juez Federal, Juan Esteban Maqueda y advirtiendo que no realice operaciones para el Gobierno que puedan “significar actos de simulación tendientes a eludir” la resolución.

Recién en el tercer párrafo aclara que es la comisión del Frente Juntos por los Unidos quien manda la intimación.  Aquí puede leerse el Comunicado completo.

¿¡De parte e'quén!? preguntaría un atento e inteligente observador que alguna vez conocí.

Rara parábola del rey desnudo: se creen magistrados judiciales. Dispensadores de ética y republicanismo a diestra y siniestra, militantes para el regreso del gobierno más dañino de la historia -del 83 a la actualidad- cualquiera sea el indicador o el índice que se tome. Conducidos por un evasor, contrabandista, espiador y tomador serial de deuda. Que asumió multiprocesado y aprovechó todos los recursos del Estado como plataforma de negocios propios y de allegados. Y gran parte de la sociedad escuchándolos como si de verdad fueran los guardianes de la moral y las buenas costumbres. 

¡Los reyes están desnudos! Esa comisión de moralidad de la alianza Juntos para cargarnos San Luis necesita un espejo que le recomiende vestirse y le devuelva el pudor.

*Perdón si los términos no son los adecuados a los usados en tribunales; sabrá el lector que no es mi campo directo de incumbencia. En cualquier caso, aunque las designaciones no se ajusten estrictamente, lo que pretendo señalar, estimo, se comprende perfectamente.        

Visto 746 veces Modificado por última vez en Martes, 26 Octubre 2021 18:38

Calle Angosta | Periódico Digital. Publicación digital con artículos de interés en diversas temáticas, con selección de textos, imágenes, audios y vídeos.