Lunes, 05 Diciembre 2022

Diego González: “Poggi es un dirigente sobrevalorado, incluso por él mismo”

Publicado el Lunes, 14 Noviembre 2022 19:42 Escrito por Calle Angosta con material de San Luis24 y Apuntes de San Luis

El dirigente peronista Diego González, entrevistado por Eduardo Olivares en su espacoi radial "Información sin Ruido" dijo sobre Claudio Poggi que "representa exclusivamente el mensaje de odio, el negativismo, la profundización de la grieta. La grieta la está profundizando solo, es como buscar agua donde no hay, y se le ha transformado en un abismo”.

“En contra de la percepción actual, se marca un ¨peligro o acechanza: que desaparezca o se torne difícil la hoy probable polarización electoral, habida cuenta del sistema de Ley de Lemas que cambia sustancialmente las reglas de juego¨”, especifica el portal de noticias de Villa Mercedes.

Y agrega: “En el meduloso análisis, se afirma que el voto opositor no se encuentra ¨consolidado¨, y se advierte –en ese sentido- el surgimiento de ¨un voto que se orienta, ante tantos descalabros cometidos, hacia ´otra´ oposición¨, que identifica como ¨el ´fenómeno Milei´, que  puede convertirse en un fenómeno social¨, o el voto en blanco”.

González, en este punto, resaltó: “La figura de Claudio Poggi hace un año era una cosa, y hoy en día hace agua en muchísimos aspectos, porque esta forma de presentarse, banal, sin ideas, que no deja más que odio, resentimiento y negatividad, ha tenido impacto en los números, que es lo que a él le interesa”.

El dirigente continuó sus críticas hacia el exgobernador al recordar que “la única victoria electoral política de Claudio Poggi la tuvo de la mano nuestra, cuando fue electo gobernador en el 2011; todo lo que hizo después fueron simulaciones de escenario tratar de ponerle un precio más alto a situaciones que no lo tenían”.

Y remató: “Claudio Poggi es un dirigente sobrevalorado, incluso por él mismo”.

El paper de la discordia

Durante el fin de semana, el portal Apuntes de San Luis que dirige el periodista Eduardo Gargiulo reveló un documento, que circula entre las filas de la oposición, que traza un panorama difuso respecto del rol y las posibilidades de ese sector ante el año electoral que se avecina.

En particular, el paper retrata que al sector que pretende disputar el Gobierno en los comicios del 2023 le falta “debate interno” para evaluar la estrategia electoral con la que competirán y advierte que una potencial victoria está en riesgo. Algunos analistas, incluso el periodista que lo publicó originalmente -Eduardo Gargiulo- especulan con que el texto es producto de una consultora especializada en opinión pública. Otros que se jactan de conocer al ave por la "pluma" aseveran que el autor no es otro que el escribano Eduardo Mones Ruiz. Quien en público y en privado ha manifestado similares análisis y conclusiones que las que se exponen en el escrito. Los términos utilizados, algunos giros idiomáticos, el estilo gramatical y la organización en la redacción son coincidentes con los medulosos documentos que regularmente emite el escribano, al mundillo político o círculo rojo provinicial, desde su quinta de calle Miguel B. Pastor. 

El documento titulado Los actuales problemas de la oposición”:

“Ante las actuales circunstancias, es ineludible observar, con serenidad y sensatez, los problemas que se presentan a la oposición de la dinastía autoritaria gobernante en la provincia de San Luis. Y, de ese examen, resultan los siguientes problemas:

1º) Falta de debate, con sentido enriquecedor y creativo, que pueda poner en el tapete las ideas y soluciones que se reclaman cada vez con más vigor e insistencia. Hace algún tiempo se insinuaron, pero no se hicieron, dejando pasar el momento de llevarlo a cabo. Y se terminó desplazando la atención hacia otros lugares o intereses, pero sin dar ningún tipo de solución.

2º) Ausencia de análisis, serio y científico, acorde con la realidad y la situación que se vive. En particular -y como antecedente ineludible- tampoco se efectuó una caracterización y estudio comparativo de las elecciones pasadas (desde 1983 a 2021),  no  sopesándose debidamente lo que prevén, indican o sugieren.

3º) Ignorar o temer fijar la reglas de juego, requisito, previo y forzoso, para el funcionamiento y solución de conflictos, imprescindibles para cualquier tipo de organización.

4º) No establecer adecuadamente, hasta ahora, el rol de la oposición para disputar con éxito el gobierno al oficialismo autocrático.

5º) No dejar claro el sesgo ideológico-social, desde el cual enfrentar -de manera entendible y superadora- al actual gobierno provincial. Y,

6º) Postergar compartir los lineamientos electorales que sinteticen un plan de gobierno de cara a la sociedad, que hasta hoy no se conoce.

De todo lo expuesto, se infiere que hay una evidente demora, una procrastinación o diferimiento voluntario de los debates y análisis, así como sus posibles soluciones y conclusiones, sin saldar ninguna de las cuestiones fundamentales para salir a la cancha con un equipo armado.

La única ventaja que se advierte es tener un solo candidato a gobernador ya afianzado, pero si se siguen dilatando y pateando para adelante las cuestiones enumeradas, sin considerarlas y darles una efectiva resolución, puede transformarse en una desventaja y llegar a constituirse en un problema.

¿Por qué se dice lo que antecede?:

– Porque, en un primer análisis, aparece un peligro o acechanza: que desaparezca o se torne difícil la hoy probable polarización electoral, habida cuenta del sistema de Ley de Lemas -ya aprobado legislativamente, aunque falta su reglamentación-, que cambia sustancialmente las reglas de juego. De tal situación, parecen surgir -al menos- cinco o seis elementos, a los que no se les está prestando la debida atención que, naturalmente, exigen. Veámoslos:

a) Un claro voto histórico a favor del oficialismo provincial, que viene en descenso;

b) Un voto, también auténtico, en su contra, no consolidado;

c) Un voto, relativamente nuevo, a favor de la oposición;

d) Un voto que se orienta, ante tantos descalabros cometidos, hacia “otra” oposición;

e) El “fenómeno Milei”, que puede convertirse en un “fenómeno social”, expresando el fastidio con el actual estado de cosas, en especial el ataque contra la “casta impúdica” que se pelea por cosas que no interesan a la sociedad. En contra de los oficialismos, pero también de la actual oposición (que caracteriza como cómplice y compara con un “gatopardismo”, para que todo siga igual);

f) El voto en blanco, nulo y anulado, que no se tiene en cuenta. Es decir, la ciudadanía que decide, por último, no ir a votar o anular su voto, porque nada ni nadie la entusiasma.

En consecuencia, eludir o retrasar el debate, no percibir la situación actual, no efectuar el análisis científico racional y no sacar las conclusiones que de ellos se desprendan, podría conducir a una nueva decepción, dilapidando la esperanza que la sociedad tiene depositada en un cambio real y posible, frente a este régimen corrupto y decadente.

Cabe, entonces, expresar -con énfasis- que es necesario, más aún imprescindible, retomar la percepción y comprensión de las circunstancias, eternamente cambiantes de la realidad y encontrar, con sensatez, la interpretación que ellas están reclamando.

Sólo así podremos librar la BATALLA FINAL, con el resultado anhelado por el Pueblo de la Provincia”.

VILLA MERCEDES (S.L.), 10 de noviembre 2022

Visto 66 veces Modificado por última vez en Lunes, 14 Noviembre 2022 20:06

Artículos relacionados (por etiqueta)

Calle Angosta | Periódico Digital. Publicación digital con artículos de interés en diversas temáticas, con selección de textos, imágenes, audios y vídeos.

Archivos de programas