Lunes, 05 Diciembre 2022

Día del Militante. Palabras de Manzi, el Indio, Favio, Nacha y Mordisquito

Publicado el Miércoles, 16 Noviembre 2022 17:04 Escrito por Iván Ojeda

El militante nace como las flores, al sol y a la lluvia. En cualquier lugar, jardín de la casa, páramo o piedra. Espíritu siempre joven, de libertad y justicia del Pueblo que no se doblega y sigue. Duro, cortante y luminoso como el diamante. No se entrega, no transige; levantado todas las veces que cae, se dobla como la caña sin romperse, hierba perenne que crece, aún pisoteada. Auténtico abanderado de todas las luchas, merecedor sin banderas, sin reconocimiento, anónimo caminante que canta, grita, acompaña y sostiene. Recibidor de ingratitudes y traiciones, idealista al fin, por un sueño. 

No siempre las palabras y los gestos alcanzan para expresar el amor. Tampoco el silencio. ¿Será porque el amor sólo lo sienten los que aman? Ya no son necesarios ni palabras, ni los gestos, ni el silencio. Así, el amor de quien milita por el Pueblo. Ni el olvido ni el fracaso ni la muerte pueden destruir lo que el amor ha hecho. Es cierto; el militante es como el viento. Todos los lugares le pertenecen y no pertenece a ninguno. Pasa y deja huella en corazones que no perciben su toque. Y casi siempre, su cuerpo no tiene lugar visible en los cementerios. O en cualquier lugar arrojado y que sólo él, convierte en Camposanto.

¿Qué reproche le harán sus amigos, amores, compañeros... si ha entregado su tiempo, su vida, por un ideal? Nadie ama más que aquél que da la vida por sus amigos. Y hablando de sueños, recuerdo que alguien dijo en el 2003: “Hoy, vengo a traerles un sueño” (Néstor Kirchner).

“Abandoné los libros y me hice luchador.
No supe hacer distingos entre el verbo y el gesto
Peleando por la idea sin sombra de interés…
Volví a la convivencia de la barriada.
Dejé perder la gloria de mi destino grande.
Tomé la calle angosta y le canté a la luna.
Y la gente del barrio se detuvo a escucharme.
(Homero Manzi)

"Me hice peronista porque no se puede ser feliz en soledad" (Leonardo Favio)

"Un buen día, ya grande, me escuché contarle, distraído, a un compañero de secundaria, algo que mis padres recordaban con dulzura y que hizo que mi amigo comenzara a lagrimear y me abrazara. Ese momento acercó a mi vida la belleza y el coraje. Yo le había contado que Evita me tuvo en brazos... Adjudico desde entonces a ese hecho la importancia que tuvo para mí el paulatino reemplazo en mi vida de casi todos los miedos por el furor ante las injusticias, el desprecio por los traidores sofisticados y la casi inmediata comprensión de que el amor es un bien que uno debe desear para otros. Gracias, Eva. Gracias. Indio". (Carlos Alberto Solari. Indio)

“Yo me crié con Eva en el Poder. Así que nadie a mí me tuvo que explicar que las mujeres son poderosas porque he vivido esta circunstancia de manera gloriosa. Y no fue a través de discursos y palabras, sino por medio de las acciones de una mujer que militaba fuertemente al lado de un hombre. Y esas imágenes en la mirada de una niña son particularmente poderosas. En la Argentina, hay un tipo de mujer antes y después de Eva" (Nacha Guevara).

 “Bueno, mirá; lo digo de una vez. Yo no lo inventé a Perón. Te lo digo de una vez, así termino  con esta pulseada  de buena voluntad que estoy llevando a cabo en un afán mío de liberarte un poco de tanto macaneo. La verdadyo no lo inventé a Perón ni a Eva Perón, la milagrosaEllos nacieron como una reacción a tus malos gobiernos. Yo no lo inventé a Perón ni a Eva Perón ni a su doctrina. Los trajo, en su defensa, un pueblo a quien vos y los tuyos habían  enterrado en un largo camino de miseria” (Enrique Santos Discépolo).

Visto 79 veces

Calle Angosta | Periódico Digital. Publicación digital con artículos de interés en diversas temáticas, con selección de textos, imágenes, audios y vídeos.

Archivos de programas