Miércoles, 16 Junio 2021
Pablo Muract

Pablo Muract

Miércoles, 16 Junio 2021 12:50

Nevada en San Luis

El miércoles 16 de junio amaneció nevando en casi toda la provincia de San Luis. Los usuarios de las redes compartieron desde temprano sus fotos y videos del fenómeno que no suele ser frecuente en estas latitudes.  

 

Bases de la convocatoria para la participación abierta y desinteresada de la comunidad villamercedina por el diseño del isologo que representará a la Comisión por la vuelta del tren de pasajeros a Villa Mercedes y la región.

Objetivo:

El objetivo de la convocatoria es crear el diseño del isologo destinado a ser la imagen de la Comisión formada para abogar por la vuelta del tren de pasajeros a nuestra ciudad y la región.

El isologo se utilizará en la difusión de las actividades de la Comisión que se irán desarrollando en nuestra lucha por la vuelta del tren de pasajeros.

Será el distintivo usado en banderas, remeras, gorras, eventos formales, etc.

Las autoridades de la Universidad Nacional de San Luis realizaron el anuncio a través del canal de YouTube de la Universidad el jueves3 de Junio. Los proyectos serán financiados por un monto total cercano a los 50 millones de pesos.

El Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (MINCyT), junto con el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y el Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, lanzaron la convocatoria Ciencia y Tecnología contra el Hambre.

El primer análisis global de apoyo legal para los trabajadores clasifica 181 respuestas gubernamentales a la pandemia, con Argentina encabezando el ranking en cuanto al apoyo otorgado a los trabajadores durante la pandemia.

Poco más de la mitad de los gobiernos estudiados reconocen al COVID-19 como una enfermedad ocupacional a través de un proceso regulatorio formal.

Un nuevo estudio global de UNI Global Union y la Confederación Sindical Internacional (CSI) ha encontrado que el 98 por ciento de los trabajadores del mundo no reciben el subsidio de enfermedad, el reemplazo de salario y los beneficios sociales que necesitan para soportar los impactos del COVID-19.

El informe, COVID-19: Una enfermedad ocupacional: donde los trabajadores de primera línea están mejor protegidos, analizó y clasificó los niveles de compensación laboral, programas de seguridad social y sistemas de salud pública en 181 jurisdicciones nacionales y regionales. Esto incluyó 124 países, así como 37 estados de EE.UU., 13 provincias y territorios canadienses y siete estados australianos.

Los cinco primeros países del informe fueron Argentina, seguido de Austria, Suecia, Francia y España.

Las diez jurisdicciones mejor calificadas en el estudio, que incluyeron Argentina, Massachusetts, New Hampshire y Nueva Jersey, brindan el mejor apoyo para los trabajadores afectados por COVID-19. Sin embargo, estas jurisdicciones representan solo el 2 por ciento de la población activa mundial, lo que deja a la gran mayoría de los trabajadores con provisiones y beneficios limitados si se ven afectados por el virus.

Un poco más de la mitad (98 jurisdicciones) reconocen el COVID-19 como una enfermedad ocupacional a través de un proceso regulatorio formal, que permite a las personas que han contraído el coronavirus en el trabajo acceder a protecciones y derechos sociales, como el subsidio de enfermedad, la atención médica y el reemplazo de salario que de lo contrario les sería negado. Este reconocimiento es particularmente importante para los trabajadores que sufren de COVID prolongado y otras complicaciones persistentes por la enfermedad.

Sin embargo, incluso cuando se reconoce que COVID-19 es una enfermedad ocupacional, los gobiernos a menudo niegan injustamente los beneficios porque los trabajadores no pueden demostrar que contrajeron el virus en el trabajo. Para remediar este problema, algunas jurisdicciones (6 por ciento de las examinadas) han adoptado presuntas leyes o políticas, lo que significa suponer que la enfermedad se contrajo en el trabajo. Este paso crítico elevó las respuestas de estos países a la pandemia a lo más alto del ranking.

Christy Hoffman, Secretaria General de UNI Global Union, dijo:

“Los gobiernos le están fallando a los trabajadores de primera línea que apoyan a nuestras comunidades durante la pandemia al obligarlos a asumir las cargas físicas, psicológicas y financieras del COVID-19 por su cuenta. Estos trabajadores, a menudo mujeres, migrantes y trabajadores de color, no deberían tener que elegir entre su salud personal y su salud financiera. El reconocimiento de COVID-19 como una enfermedad ocupacional junto  con la calificación automática de beneficios para los trabajadores de primera línea ayudará a garantizar que los trabajadores tengan las mejores oportunidades de obtener los beneficios y la compensación que merecen”.

Sharan Burrow, Secretaria General de la CSI, dijo:

“No podemos dejar que los trabajadores de primera línea se queden sin protección social. Una recuperación resiliente necesita un nuevo contrato social, que brinde a los trabajadores la mejor oportunidad posible de obtener los beneficios y la compensación que merecen, con un Fondo Mundial de Protección Social como primer paso hacia los derechos universales. Para ello, hacemos un llamado a la Organización Internacional del Trabajo para que reconozca con urgencia al COVID-19 como una enfermedad ocupacional, como parte del impulso para hacer de la salud y seguridad ocupacional un derecho fundamental ”.

Principales hallazgos:

Solo diez jurisdicciones (5,5%) recibieron las calificaciones más altas que indican disposiciones buenas o muy buenas para reemplazo de salario, tratamiento médico, subsidio de enfermedad y prestaciones por fallecimiento.
El subsidio de enfermedad estaba disponible en 104 jurisdicciones, lo que significa que casi el 43% de los trabajadores no tenía acceso a licencia por enfermedad remunerada.
Solo el 6% de las jurisdicciones estudiadas tenían presuntas reglas, regulaciones, leyes o políticas que otorgan acceso automático sin prueba, a tratamiento médico y reemplazo de salario para todos los trabajadores. Sin embargo, al considerar a los trabajadores de la salud este porcentaje se elevó al 17%.
Argentina recibió el puntaje más alto entre los países, lo que demuestra que un fuerte apoyo a los trabajadores no depende de la riqueza de una nación.
En Alemania y los países nórdicos, con la legislación existente sobre enfermedades infecciosas, los trabajadores que contraen COVID-19 tienen acceso automático a licencia por enfermedad, reemplazo de salario y atención médica. No se necesitó ningún cambio formal en la legislación para apoyar a los trabajadores. Estos países tienen algunos de los mejores ejemplos de cómo un país podría prepararse para futuras pandemias.

UNI Global Union y la CSI están haciendo cinco recomendaciones políticas clave para garantizar un mejor apoyo a los trabajadores de primera línea:

Calificación automática para beneficios relacionados con la enfermedad COVID-19
Cobertura para todos los trabajadores independientemente de la relación laboral
Recopilación de datos confiable
Inclusión de una categoría general de enfermedades ocupacionales infecciosas en las leyes y políticas
Licencia por enfermedad remunerada para pruebas y recuperación

Para obtener más información y detalles sobre la metodología del informe, haga clic aquí:

UNI Global Union representa a 20 millones de trabajadores del sector de capacidades y servicios en más de 150 países, incluidos dos millones de trabajadores del sector cuidados.

La Confederación Sindical Internacional (CSI) es una confederación de centrales sindicales nacionales, cada una de las cuales vincula a los sindicatos de ese país en particular. Tiene 332 organizaciones afiliadas en 163 países y territorios en los cinco continentes, con 200 millones de afiliados.

La Provincia figura al tope de dosis aplicadas, en relación con las vacunas recibidas desde el Estado Nacional. En efecto: si se vincula la cantidad de dosis recibidas y aplicadas, las que tienen mejores porcentajes son San Luis (104%) seguida por La Pampa (102%). Ambas aplicaron más vacunas de las recibidas. Y aunque parezca un error no lo es: mediante los viales multidosis, si los aplicadores cuentan con mucha pericia, pueden extraer dosis extra. No es posible con monodosis o ampollas, pero los vacunadores pueden hacer rendir más a las multidosis.

Un informe Francisco Llorens, publicado por El Cronista el jueves 27 de mayo y que tiene como fuente el Monitor Público de Vacunación, en donde el Ministerio de Salud de la Nación informa cómo avanza el plan, explica de qué manera se distribuyen las vacunas y cuáles son las provincias con mayor eficiencia en la aplicación.

Con los últimos lotes que llegaron, la Argentina recibió 15.483.345 de dosis de vacunas contra el Covid-19 desde el inicio de la pandemia. Hasta el momento, cada cargamento que llegó fue recibido por el Estado nacional, que se encargó de distribuirlo en las provincias. Sin embargo, no todas han mostrado números similares de aplicación de esas dosis, y existen marcadas diferencias en el proceso.

Ante cada nuevo arribo, sin embargo, Nación no distribuye todas las dosis, sino que conserva un llamado stock crítico. El proceso es análogo a la coparticipación federal: Nación se queda con una parte -más pequeña en este caso- y luego se distribuye entre las provincias. Por ejemplo: el martes arribaron al país 843.600 de dosis de AstraZeneca y 609.965 Sputnik V. Nación conservó 39.600 y 9665 de cada una, y el resto las envío a las provincias.

A partir de allí se realiza el reparto entre los distritos. El primer criterio, obviamente, es el poblacional. Se utilizan los datos del Indec de 2020 sobre los habitantes de cada provincia y se envía la cantidad que corresponde, aunque teniendo en cuenta el embalaje mínimo, lo que puede generar pequeños desfasajes. De este modo, a la provincia de Buenos Aires le corresponde el 38,7% del total, a Córdoba el 8,3%, a Santa Fe el 7,8% y a la ciudad de Buenos Aires el 6,8%.

Sin embargo, si se observan los datos del Monitor Público de Vacunación, en donde el Ministerio de Salud de la Nación informa cómo avanza el plan, se observan algunas divergencias. Por ejemplo, hasta el momento de distribuyeron 12.879.304 dosis, y a la Ciudad de Buenos Aires fueron 1.118.173. Es decir, el 8,8% del total, más de lo que le correspondería por su población.

Esto se debe a algunas características propias del distrito: es el que cuenta con más personal estratégico de Salud y tiene una población más envejecida en relación al total. Estos criterios se tienen en cuenta por encima del factor poblacional. Sin embargo, no son distribuidas al distrito, sino que salen del stock de Nación. Allí se cuentan, por ejemplo, las aplicaciones que realiza el PAMI. Esto explica el desfasaje de dos puntos porcentuales que le corresponderían a CABA y lo que se aplica en el distrito.

RANKING DE VACUNACIÓN

Una vez que Nación distribuye los lotes, las provincias se encargan de aplicar las vacunas en su territorio. Sin embargo, existen divergencias en los avances, según muestran los datos nacionales.

Si se vincula la cantidad de dosis recibidas y aplicadas, las que tienen mejores porcentajes son San Luis (104%) y La Pampa (102%). Ambas aplicaron más vacunas de las recibidas. Y aunque parezca un error no lo es: mediante los viales multidosis, si los aplicadores cuentan con mucha pericia, pueden extraer dosis extra. No es posible con monodosis o ampollas, pero los vacunadores pueden hacer rendir más a las multidosis.

Luego encuentran Neuquén (97%), Río Negro (96%), ciudad de Buenos Aires (95%) y La Rioja (95%), todas con cierto margen por encima del promedio nacional, que es del 90%.

Córdoba (91%), Santa Fe (91%) y Buenos Aires (90%), las tres más pobladas, se encuentran en línea con la media del país.

A contramano, en el fondo de la tabla aparecen Misiones (utilizó el 77% de las dosis que le llegaron), Jujuy (77%), Santiago del Estero (80%), Santa Cruz (81%) y Formosa (82%)

Se llama Dayaal Kaur, tiene 4 años y acaba de ser aceptada en el club de membresía Mensa para niños con Excelente Inteligencia, que agrupa a diversas asociaciones de superdotados. La niña nacida en Birmingham, Reino Unido, rindió una prueba online para el ingreso en la que obtuvo un coeficiente cercano al de Albert Einstein.

Dayaal tiene raíces en Hoshiarpur, Punjab, de la India, y es una de las más precoces en integrar la comunidad de aproximadamente 2,000 miembros jóvenes y adolescentes de British Mensa. Pero, además, se situó en la franja compuesta por el uno por ciento superior de la población del Reino Unido, clasificada dentro de la categoría de los "muy dotados o muy avanzados".

“La tragedia es en todo el mundo. En la Argentina estamos pasando el peor momento de la historia de la pandemia”, expresó el gobernador de San Luis Alberto Rodríguez Saá el pasado jueves 20 de mayo. Estarán en vigencia hasta el 30 de mayo a las 24 horas.

En este panorama, el presidente de la Nación, Alberto Fernández, resolvió medidas y el decreto se publicará en pocas horas. “San Luis va a ser solidario y va a acompañar la decisión del presidente, invoco a los puntanos y puntanas frente a la tragedia”, comentó el jefe de Estado puntano, y añadió: “desde esta noche a las 00:00 hasta el domingo después del 25 de mayo -nueve días-, todos nos quedamos en casa. Frente a la tragedia haremos un esfuerzo que todos, todo el pueblo argentino y el pueblo de San Luis”.

Viernes, 21 Mayo 2021 19:44

Discutir valores y modelo de sociedad

Tenemos que animarnos a discutir en qué sociedad queremos vivir y con cuáles valores.

¿Está bien debatirlo con pandemia, 40 y pico por ciento de pobreza e inflación galopante y aparentemente indetenible? Bueno, creo que sí. Porque creo, también, que hay que recuperar la especificidad de los roles y las incumbencias.

Habitualmente utilizo la metáfora del fútbol en este punto. Uno de cada dos argentinos somos directores técnicos de fútbol. Y con el COVID pasa algo parecido: uno de cada tres argentinos somos epidemiólogos… y gobernantes para instrumentar medidas según nuestro parecer o según la recomendación de la tía que sabe, porque ella se cura el catarro con vahos de eucaliptus… no es así. La gestión de la pandemia ha quedado en la órbita de los poderes ejecutivos; que han tenido el buen criterio de rodearse de especialistas, científicos, y en función de las recomendaciones de la ciencia, debate con pares o similares, adoptan las determinaciones. Más allá de que cada uno y cada una tenga todo el derecho del mundo a tener opinión y a expresarla, las decisiones de los ejecutivos deberían estar al margen del tironeo y los posicionamientos.

El bombardeo de una ciudad por fuerzas armadas del propio país es una acción con pocos antecedentes en la historia mundial. El del 16 de junio de 1955 tuvo esa singularidad. Pasado el mediodía de ese jueves, un coro de truenos comenzó a ser audible. Desde el cielo emergía una bandada de aviones en vuelo hacia la Plaza de Mayo. Exactamente a las 12:40, estalló la primera bomba sobre la Casa de Gobierno.

Los días previos fueron vidriosos. En el marco del enfrentamiento de la Iglesia con el gobierno peronista, la procesión de Corpus Christi del 11 de junio mutó en una virulenta manifestación. Concluiría con la quema de una bandera argentina arriada de un mástil y su remplazo por la del Vaticano. La respuesta oficial fue organizar para el día 16 un acto de desagravio, en cuyo transcurso una escuadra de la Aeronáutica sobrevolaría la Catedral. Tal detalle hizo que el contralmirante Samuel Toranzo Calderón, jefe de los complotados contra Perón, adelantara su plan de operaciones: destruir con un ataque aéreo la Casa de Gobierno, con el objetivo de eliminar al General.

Página 1 de 24

Calle Angosta | Periódico Digital. Publicación digital con artículos de interés en diversas temáticas, con selección de textos, imágenes, audios y vídeos.