Miércoles, 16 Junio 2021
Viernes, 04 Junio 2021 16:14

Los argentinos llevamos varias décadas conviviendo con altas tasas de inflación, en especial desde mediados de los ’70, momento en que se dio el verdadero descarrilamiento de un proyecto de país que incluyera a todos los argentinos. Debe quedar claro que la alta inflación sistemática no se dio con la llegada del Peronismo en los ’40, como tratan de instalar mediáticamente los factores de poder que apoyaron, en 1976, a la dictadura cívico militar y a Martínez de Hoz (1). No es mi intención discutir aquí las razones de la inflación en las décadas pasadas, trataré, en cambio, de dejar claras algunas cuestiones centrales respecto del aumento continuado y sostenido de precios que actualmente padece la mayoría de la sociedad argentina. Sin embargo, deseo dejar claro que dos de las raíces centrales del problema inflacionario actual están representadas por los jugadores económicos paridos en 1976 por Martínez de Hoz y reforzados en los ’90 por Cavallo y, por otro lado, la herencia de derechos y protagonismo de los trabajadores que gestó y reforzó el Peronismo desde su origen.

Viernes, 21 Mayo 2021 19:01

En la Argentina como en todos los países del mundo, en mayor o menor medida, la pandemia originada por el Covid-19 afectó al trabajo y a la producción que debió readaptarse a nuevos protocolos que implicaron menos trabajadores empleados y menos horas de trabajo generadas y, con ello, menores remuneraciones pero, paralelamente, en nuestro país se fortaleció el modelo agropecuario exportador, dado que, sobre todo China (mil cuatrocientos millones de habitantes), pero también, en menor medida, los demás países con poder adquisitivo para hacerlo, demandaron alimentos para su población, básicamente importaron e importan para evitar, de esa manera, el hacinamiento de los animales por la gripe aviar, porcina y el “síndrome de la vaca loca”.

Miércoles, 19 Mayo 2021 06:39

El bombardeo de una ciudad por fuerzas armadas del propio país es una acción con pocos antecedentes en la historia mundial. El del 16 de junio de 1955 tuvo esa singularidad. Pasado el mediodía de ese jueves, un coro de truenos comenzó a ser audible. Desde el cielo emergía una bandada de aviones en vuelo hacia la Plaza de Mayo. Exactamente a las 12:40, estalló la primera bomba sobre la Casa de Gobierno.

Los días previos fueron vidriosos. En el marco del enfrentamiento de la Iglesia con el gobierno peronista, la procesión de Corpus Christi del 11 de junio mutó en una virulenta manifestación. Concluiría con la quema de una bandera argentina arriada de un mástil y su remplazo por la del Vaticano. La respuesta oficial fue organizar para el día 16 un acto de desagravio, en cuyo transcurso una escuadra de la Aeronáutica sobrevolaría la Catedral. Tal detalle hizo que el contralmirante Samuel Toranzo Calderón, jefe de los complotados contra Perón, adelantara su plan de operaciones: destruir con un ataque aéreo la Casa de Gobierno, con el objetivo de eliminar al General.

Calle Angosta | Periódico Digital. Publicación digital con artículos de interés en diversas temáticas, con selección de textos, imágenes, audios y vídeos.