Domingo, 14 Agosto 2022

La pelota odiosa

Publicado el Domingo, 26 Junio 2022 18:47 Escrito por Osvaldo Bianchi
La pelota odiosa Crédito de la imagen: The walking conurbano

Un 25 de junio de 1978 Argentina triunfaba en el campeonato mundial de fútbol en circunstancias sociales controversiales, parte de una historia que no debemos olvidar; este deporte tan popular (o populista, si se quiere) es tan identitario de la sociedad argenta que es casi imposible concebir la argentinidad sin el fútbol.

Es curioso, pero respecto a otras destacadísimas disciplinas como el box, el rugby, el remo, parece ir varios pasos adelante; dicho de otro modo, en muchos lugares del mundo si por algo en particular nos reconocen no es sólo por el bendito celeste y blanco de nuestra bandera sino por ello, por Messi y, especialmente, por Maradona.

También es llamativo que lo sean nuestros próceres, un científico o científica, investigador o investigadora, escritor o escritora, artistas de cualquier rubro; pero convengamos que algunas figuras descuellan sobre otras, como posiblemente en esta consideración.

Quizá la construcción maradoniana tiene que ver con el origen Fiorito, con el ámbito familiar, numeroso y de trabajo; también con el talento ayudado por la perseverancia, los ideales y –aunque a muchos les pese- con una sabiduría hecha carne sobre todo en la disputa del 86 frente a los ingleses. Ese hito fue una verdadera reivindicación de patriotismo ante la adversidad de una guerra absurda, de muertes jóvenes e inocentes, de madres y padres desgarrados para siempre, de cadáveres sepultados indignamente en relación a la gloria merecida y alcanzada y aún -40 años ha- sin el debido reconocimiento.

Si “la pelota no se mancha”, ¿por qué debería ser odiosa?; porque si ella tendió un puente desde este suelo continental a latitudes inusitadas e hizo que el planeta nos llamara por nuestro propio nombre, si la gloria lograda alcanza a los que lo quieren y no lo quieren, les guste o no les guste el fútbol ¿qué razón habría para negar la realidad e intentar ser objetivo?...

¿Por qué no podría ser una referencia de unidad en las diferencias?... Francamente no resulta fácil seguir construyendo la Patria sin pensar en Pringles, Güemes, Belgrano, San Martín, Juana Azurduy y tantos otros y otras; tampoco sin Rodolfo Walsh, Favaloro, Gardel o Maradona.

Pero como ser opositor es lo más fácil habemos gentes que nos perdemos disputando si las pestañas y otras nimiedades son más valiosas que los hechos, … y la realidad mata al relato.

Visto 201 veces

Calle Angosta | Periódico Digital. Publicación digital con artículos de interés en diversas temáticas, con selección de textos, imágenes, audios y vídeos.

Archivos de programas