Lunes, 05 Diciembre 2022

Clarín censuró a su propia editora de género

Publicado el Viernes, 11 Marzo 2022 20:38 Escrito por

Mariana Iglesias, editora de Género del diario Clarin,  cuestionaba el tratamiento del 8M de Viviana Canosa en su programa de televisión mediante una nota en el portal del matutino. Horas después fue censurada provocando el repudio del medio grafico.

Pasada la marcha del 8M cada medio lo retrató con fotos, entrevistas, columnas, crónicas. Una de esas personas fue Viviana Canosa, quien se refirió de manera despectiva contra las mujeres que salieron a reclamar por sus derechos. Sobre este acto violento escribió Mariana Iglesias, la editora de género de Clarín quien terminó siendo censurada por la jefatura periodística 

La Comisión Interna de Clarín/AGEA rechazó enérgicamente que el texto de Mariana haya sido bajado del sitio a las pocas horas de su publicación y comprendieron que esa acción no solo fue en contra de alguien puntual sino de toda la organización de trabajadoras y trabajadores.  

"Mariana fue nombrada Editora de género en junio de 2019, según el propio anuncio de Clarín, «contra las desigualdades y estereotipos», porque «impulsar la igualdad es una responsabilidad de los medios». Como paradoja, la columna que se decidió eliminar (sin previo aviso ni explicación a la autora, lo cual es una censura) planteaba un debate sobre esa problemática en la semana de un nuevo 8M, en el que la asamblea de Clarín al igual que gran parte de la sociedad reclamó acciones al respecto", precisa el comunicado de la CI. 

En ese sentido, consideraron que "cuando Mariana fue designada, la empresa y la jefatura periodística, quisieron colgarse la medalla de promotores de la equidad de género. Pero lo cierto es que fue un logro colectivo, parte de una campaña con propuestas por igualdad y periodismo no sexista votada por la asamblea y acompañada por más de 300 firmas de trabajadores y trabajadoras de AGEA". 

"Por ende, la decisión tomada no sólo es repudiable por ser un ataque a ella, a su libertad de expresión, a su profesionalismo e idoneidad y al espacio de opinión conseguido para debatir sobre problemáticas sociales en pos de la igualdad. También es un acto de violencia contra la asamblea y sus reclamos, así como contra la colectiva de mujeres que en Clarín lleva más de 5 años planteando con respeto, argumentos y proposiciones para un cambio cultural en nuestras redacciones", sostuvieron desde la Comisión Interna. 

Con el apoyo de Sipreba y de trabajadores y trabajadoras de prensa como quienes integramos Infonews, compañeros y compañeras de Mariana Iglesias recordaron que "el rol de la editora de género es fundamental" y que no debe ser tomado solo como una acción de marketing ante el fortalecimiento de los feminismos. "Por eso insistimos una y otra vez en la necesidad de un equipo de trabajo que la acompañe y en la capacitación obligatoria para todos los rangos en las redacciones. Lo sucedido nos alarma más que nunca sobre el freno en el cambio comenzado", instaron.

 

"¿Cómo no leer una intención de usar a nuestra compañera como parte de un pink wash políticamente correcto, si se la censura al plantear una posición crítica sobre un mensaje en un medio de comunicación? Este acto de violencia no es más que la consecuencia de un proceso de resistencia transversal a todas las jefaturas de Clarín", concluye el posicionamiento de la CI. 

 

"No son las columnas de antivacunas, antiaborto o contra los derechos de las mujeres las que deciden censurar; son las que buscan reivindicar el rol de las femeneidades y aquellos contenidos que con perspectiva de derechos pretenden sumar voces y echar luz sobre la desigualdad y la violencia de género", arguyeron.

 Aquí la nota De Mariana Iglesias

Viviana Canosa y el lado del mal

 La presentadora sigue al aire a pesar de las multas y denuncias que tiene en su contra por desinformar y discriminar. ¿Y el canal?

“Ni de un lado, ni del otro”, dice el slogan de A24. El canal tiene en su primetime a Viviana Canosa, una conductora que desinformadiscrimina, insulta, prejuzga, insta al odio. 

El Día de la Mujer del año pasado ya había criticado a las mujeres en general y a las feministas en particular. Este año directamente las agredió: “Les diría que empiecen por darse un baño, depilarse e ir a laburar». Así se refirió a las miles de mujeres que se movilizaron al Congreso para pedir el fin de la violencia machista y la igualdad de género.

Allí estaban los familiares de mujeres asesinadas, llorando, rogando Justicia. Con qué tupé Canosa les falta el respeto. Y a los familiares de las desaparecidas, las que nadie busca, las que están siendo explotadas ahora mismo. Y a las pibas violadas, las abusadas, las que tienen miedo. Y a las trabajadoras precarizadas. Y a las que no consiguen trabajo. «Militontas», las llamó.

En la movilización había nenas, adolescentes, viejas, laburantes, estudiantes, pobres, no pobres, políticas de todos los partidos. Miles de mujeres reclamando derechos para todas. Esta conductora no solo carece de conciencia social y empatía, es anti derechos y, además, se armó un personaje porque le rinde: una suerte de Cruella funcional al patriarcado.

A pesar de las críticas que recibió por las barbaridades que dijo del Día de la Mujer, en su programa siguiente redobló: “¡Miren cómo dejaron la plaza, un asco! Saben qué pasa chiques, ustedes no son capaces de agarrar una escoba. Roñosas, cochinas, asquerosas, mugrientas, sucias”. Canosa participó gustosa de las movilizaciones al Congreso para gritar contra el derecho al aborto legal. Entonces no le importaba «la suciedad». En su carrera desenfrenada hacia la fama no parece haber límites éticos ni morales. Y la responsabilidad alcanza a quien le habilita el micrófono porque su presencia no es inocua, es dañina.

El año pasado fue multada por tomar dióxido de cloro en su programa y asegurar que “oxigena la sangre”. Tras su recomendación, murió un niño por beber este líquido. Poco antes, organismos de protección de la infancia habían sacado un comunicado en su contra, porque la conductora dio detalles sobre la vida de una nena de 7 años secuestrada, algo “inaceptable” porque “revictimizó a la niña y a su entorno familiar».

En ese mismo canal sigue teniendo aire Antonio Laje, denunciado por varias mujeres por maltratador. Y Baby Etchecopar, condenado por discriminación y violencia de género. ¿»Ni de un lado, ni del otro?».

(*) Periodista. Editora de género de Clarín

En tono enérgico y contundente, trabajadores y trabajadoras organizadas de Clarín advirtieron que "a este escenario misógino, nos toca agregarle que quienes toman estas decisiones también desconocen las formas en que actualmente se leen los contenidos periodísticos. La repercusión de la nota eliminada es ahora imparable. El cambio cultural, el fin de las violencias y la equidad de género que promovemos también lo serán".

Visto 1361 veces

Calle Angosta | Periódico Digital. Publicación digital con artículos de interés en diversas temáticas, con selección de textos, imágenes, audios y vídeos.

Archivos de programas