Viernes, 12 Julio 2024

La explicación odiosa

Publicado el Miércoles, 17 Abril 2024 09:27 Escrito por

Sí, realmente, si hubiera una explicación, sería odiosa; una explicación siempre enseña más que una imposición; pero la explicación puede ser falaz, mentirosa, excusatoria.

Convengamos en que, por definición, el "pero" generalmente es un intento de eximir la responsabilidad de nuestros actos, por supuesto, malos, porque los buenos no la necesitan.

El espanto nos une porque no hay una explicación para justificar tanta vulgaridad: ¿acaso no nos damos cuenta de la tracalada de infortunios que estamos atravesando solo por haber buscado una excusa a lo inexcusable?...

Porque es entendible que nos moleste la belleza e inteligencia de una mujer y hasta un gesto adusto, pero no podemos poner a manejar el autito nuevo que tanto costó a quien no sabe conducir.

Y esta es la realidad que no vemos: si tienes que ir a Tesla porque no te vienen a buscar, si flasheas con una suerte de mesianismo para tener luz, si la educación y la salud públicas van de mal en peor con recortes y despidos, si las empresas privadas van por lo mismo y se toman el raje... ¿no será que hay algo mal que no está bien? ¿Tendremos idea de lo que significa Irán para pararse de manos al reverendo cuete declarando una posición que a ninguno nos representa?

¿Viste que ya no hay corridas cambiarias y que los precios no bajaron por más que quieras inventar un bochorno de encuesta?

Mi amigo Andrés me recordó algo de nuestro comportamiento social: cuando gana la selección son todos unos fenómenos, y cuando pierde son una manga de burros; para el fútbol -que no nos da de comer a la gran mayoría- salimos masivamente a celebrar y está bien que haya sido así; ahora, esto no es una pelota rodando; ¡esto es embromado!

¡Por favor!, terminemos con esta saga de infantilismo y fantasía heroica, con esta prepotencia e ignorancia absurda, con tantas incoherencias y contradicciones, con que no sean los otros de ninguna manera y por ningún motivo.

Y sobre todo con este letargo nocivo, con esta pestilente pusilanimidad... Nos estamos destruyendo, penosamente.

Visto 1319 veces

Calle Angosta | Periódico Digital. Publicación digital con artículos de interés en diversas temáticas, con selección de textos, imágenes, audios y vídeos.

Archivos de programas