Sábado, 20 Julio 2024

COVID-19: bajó la alerta, pero el virus llegó para quedarse Destacado

Publicado el Miércoles, 10 Mayo 2023 07:53 Escrito por El Diario de la Republica
Valora este artículo
(0 votos)

Hace pocos días, la Organización Mundial de la Salud (OMS) levantó el más alto nivel de alerta sobre la pandemia de COVID-19 que dejó unos  20 millones de muertos en todo el planeta a lo largo de los últimos tres años. Igualmente, el organismo internacional advirtió que los países no deben bajar la guardia ya que "el virus llegó para quedarse", aunque la situación esté más controlada. En San Luis, uno de los especialistas en la materia es Cristian Cano, quien dialogó con El Diario de la República y reflexionó sobre la medida.

 "Al margen de lo publicado por la OMS, cabe aclarar que no es el fin del coronavirus porque el virus está distribuido en todo el mundo y llegó para quedarse. Formará parte de los tantos virus respiratorios que nos visitan año a año. Igualmente, que la OMS diga que ya no es más una emergencia sanitaria mundial implica que toda esa presión asistencial que le impuso la COVID a todos los sistemas de salud ya no es tal. La mayoría de la población mundial ya tiene alguna inmunidad. Ya sea natural o por alguna vacuna. El virus ya no mata como antes, bajó su letalidad y las terapias intensivas se han descomprimido. Todo eso hace que los países estén más aliviados en cuanto a sus sistemas sanitarios", señaló el médico epidemiólogo.

 Aunque los balances oficiales de la OMS declaran que la pandemia dejó 7 millones de fallecidos, diversos especialistas sostienen que en realidad hubo unos 20 millones de muertos, casi tres veces más que la cifra de la organización sanitaria.

 El coronavirus formará parte de los tantos virus que nos visitan. Si bien bajó su letalidad, sigue entre nosotros ya sea invierno o verano. Cristian Cano.

 Cano señaló además que ahora el coronavirus tiene diversas particularidades. "Pasó a ser uno de los virus que siempre llegarán, aunque es importante decir que tiene una distinción. No respeta la estacionalidad, es decir que no respeta las temperaturas reinantes, no es que llega más en invierno que en verano. Llega e impacta cuando se le da la gana. No es como, por ejemplo, la gripe. Con este virus podemos seguir teniendo picos en cualquier momento del año. Ya lo demostró", explicó Cano.

"Para eso la gente tiene que saber que ante situaciones de riesgo, una persona que padece una enfermedad de base como un asmático, un paciente coronario, una persona trasplantada, tendrá que seguir apuntalando su sistema inmunológico con vacunas", consideró.

 Si bien ya no se realizan los testeos masivos para COVID-19, aquellas personas que comienzan a sentirse mal y poseen los síntomas tienen dos herramientas que ayudan a detener la propagación a otra gente.

"Actualmente, con el fin de la pandemia también terminaron los testeos masivos. Ahora ni los médicos ni los pacientes podrán diferenciar si padecen coronavirus o una gripe, porque ya no se hisopa a todo el mundo, solo aquellos que padecen una enfermedad grave. Entonces aquellos que padezcan síntomas similares a la gripe tal vez padezcan coronavirus. Ahí tiene que existir la responsabilidad individual y no concurrir en ese estado al trabajo. Ni los chicos ir al colegio. En esos casos considero que sí es viable utilizar barbijo para no perjudicar a otros. Es algo fundamental. Si se padecen esos síntomas, lo importante es quedarse en casa", subrayó Cano.

Visto 1342 veces

Calle Angosta | Periódico Digital. Publicación digital con artículos de interés en diversas temáticas, con selección de textos, imágenes, audios y vídeos.

Archivos de programas