Viernes, 24 Mayo 2024

¿ Que es el TOC ?

El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) es un trastorno de salud mental en el que una persona experimenta pensamientos recurrentes, no deseados e intrusivos (obsesiones) y realiza comportamientos repetitivos y ritualizados (compulsiones) para intentar aliviar la ansiedad causada por esas obsesiones.

Las obsesiones son pensamientos, imágenes o impulsos no deseados que surgen de manera persistente y causan malestar significativo. Algunos ejemplos comunes de obsesiones incluyen miedo a la contaminación, preocupación por el orden y la simetría, pensamientos agresivos o sexuales no deseados, y miedo a causar daño a otros.

Las compulsiones son comportamientos repetitivos que una persona realiza en respuesta a las obsesiones con el fin de reducir la ansiedad o prevenir una situación temida. Algunos ejemplos de compulsiones incluyen lavado de manos excesivo, verificación repetitiva, contar, ordenar y realizar rituales mentales.

El tratamiento del TOC generalmente implica una combinación de terapia cognitivo-conductual (TCC) y medicación. La TCC es un enfoque terapéutico que ayuda a las personas a identificar y cambiar los patrones de pensamiento y comportamiento disfuncionales. En el caso del TOC, la TCC suele incluir terapia de exposición y prevención de respuesta (EPR), donde la persona se expone gradualmente a sus obsesiones y se le impide realizar compulsiones. Esto ayuda a disminuir la ansiedad asociada y a romper el ciclo de obsesiones y compulsiones.

Los medicamentos antidepresivos, especialmente los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), son a menudo recetados para el TOC. Estos medicamentos pueden ayudar a reducir los síntomas al equilibrar los químicos en el cerebro.

Los síntomas del TOC pueden variar de una persona a otra, pero algunos síntomas comunes incluyen:

1. Obsesiones recurrentes, como miedo a la contaminación, pensamientos agresivos o sexuales no deseados, preocupación por el orden y la simetría, etc.
2. Compulsiones repetitivas, como lavado de manos excesivo, verificación repetitiva, contar, ordenar, realizar rituales mentales, etc.
3. Ansiedad intensa o malestar causado por las obsesiones.
4. Dificultad para controlar las obsesiones y compulsiones, a pesar de los esfuerzos para resistirlas.
5. Interferencia significativa en la vida diaria, como dificultades en las relaciones, el trabajo o el rendimiento académico debido al TOC.

Es importante destacar que el TOC es un trastorno tratable y muchas personas pueden experimentar una mejora significativa en sus síntomas con el tratamiento adecuado. Si crees que podrías estar experimentando síntomas de TOC, te recomendaría buscar la ayuda de un profesional de la salud mental para un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento adecuado a tus necesidades individuales.

Calle Angosta | Periódico Digital. Publicación digital con artículos de interés en diversas temáticas, con selección de textos, imágenes, audios y vídeos.

Archivos de programas