Domingo, 23 Junio 2024

De tradición a profesión: cada vez hay más opciones para formarse en oficios

Publicado el Domingo, 21 Mayo 2023 14:12 Escrito por El Diario de la Republica

De tradición a profesión: cada vez hay más opciones para formarse en oficios. Los trabajos que antes se transmitían entre generaciones cobran nueva vida e impulsan a los emprendedores.Desde cortar el pelo hasta arreglar un auto.

Desde destapar una cañería hasta coser ropa. Desde tapizar una silla hasta agregar un enchufe. La vida cotidiana está llena de saberes fundamentales que hasta hace poco solo se transmitían de boca en boca, como una herencia familiar que iba de una generación a otra, pero que no siempre estaba lo suficientemente reconocida.

En la última década, todos esos oficios comenzaron a valorarse desde diferentes ópticas: como fuentes de conocimientos, como medios y estilos de vida, como herramientas para la inserción laboral y, fundamentalmente, para emprender.

Por eso, en San Luis, cada vez hay más opciones de formación que apuntan, por un lado, a que esos conocimientos y empleos no se extingan y, por otra parte, a darle un carácter cada vez más profesional.

Con la Universidad Provincial de Oficios (UPrO) "Eva Perón" como principal abanderada de este tipo de capacitaciones y con una estructura que se ha ido diseminando por todo el territorio puntano, múltiples instituciones, tanto públicas como privadas, se suben a esa tendencia con sus propias ofertas de talleres, cursos y tecnicaturas y diferentes objetivos. Sin embargo, hasta no hace tanto tiempo todos estos trabajos no contaban con el mismo prestigio que ahora. El rector de la UPrO, Joaquín Surroca, contó que hace ocho años, cuando la casa de estudios comenzó a dar sus primeros pasos, existían muchos prejuicios. "Me acuerdo que cuando abrimos albañilería, teníamos una cantidad muy baja de inscriptos y no entendíamos por qué. Y resultó que había un dicho popular que decía que para albañil no se estudia. Había una gran resistencia", relató. El panorama actual es muy diferente. La universidad tiene más de doce mil egresados, entre los que han contabilizado 840 emprendimientos independientes creados por quienes cursaron algunas de las propuestas. La semana pasada comenzaron con las clases en siete localidades que, sumadas a las tres sedes de San Luis y la de Villa Mercedes, tienen alrededor de cuatro mil alumnos con 56 ofertas académicas diferentes.

"La demanda es muy fuerte, porque los jóvenes tienden a buscar un proyecto independiente, es decir, no tener un jefe, manejar sus tiempos, constituir algo propio, hacerlo crecer y hasta tener la posibilidad de tener otros empleados", planteó Surroca.

El Ministerio de Desarrollo Social de San Luis es otro de los entes públicos que apuesta desde hace un tiempo a la formación en oficios como una forma de lograr la inserción laboral y comunitaria de los sectores más vulnerables. "Tiene que ver con la validación de un derecho, a la educación y a terminar los estudios y con gestar espacios de posibilidades con herramientas para que puedan desarrollarse", explicó Soledad Funes, jefa del Subprograma de Capacitación y Formación. La funcionaria explicó que el mercado de trabajo ha ido modificándose en los últimos años. "Ya no es estático y viene a buscar a los empleados, sino que pide que sean activos y ellos generen propuestas", remarcó.

Por eso, el ministerio tiene diferentes espacios de formación para los beneficiarios de sus planes. Por un lado, están los que posibilitan que finalicen la educación primaria y secundaria, y, por otro, aquellos que van un poco más allá y les brindan pautas para aprender alguno de estos trabajos e, incluso, adquirir las habilidades que necesitan para que un proyecto económico prospere, desde el manejo de finanzas hasta el marketing. "No es suficiente saber el oficio, sino tener todas las herramientas para que tengan continuidad y puedan crecer", agregó.

Por lo tanto, Funes sostuvo el perfil del destinatario de estos aprendizajes, que antes se transmitían de manera informal, ha ido mutando. "El aprendiz era el hijo del carpintero o el mecánico, que seguía con esa tradición. En cambio, ahora muchos son pioneros o pioneras en sus grupos familiares", dijo.Esta revalorización también ha impactado en las escuelas, que han ido recuperando ofertas de este tipo. El Ministerio de Educación de San Luis tiene dos modalidades principales. Una es la que ofrecen los cuatro Centros de Formación Profesional que están vigentes en los colegios (dos en San Luis y dos en Villa Mercedes); y la otra es la de aulas móviles, que llevan diferentes propuestas de clases a distintos puntos de la provincia, según las necesidades de cada localidad o región.

Sandra Solivellas, titular de la Dirección Provincial de Educación, explicó que el sistema admite diferentes ingresos según el nivel educativo alcanzado por el estudiante. Es decir, que existen posibilidades para quienes han completado los estudios básicos, pero también para quienes no lo han hecho. De eso, en parte, dependerán los grados de certificación que podrán alcanzar.

Porque esa es otra de las novedades de la tendencia actual en favor de los oficios. La credibilidad de quien entra a una casa para hacer un trabajo, ya no depende exclusivamente de las recomendaciones o de una confianza casi ciega. Los organismos ejercen de garantías que avalan que la persona tuvo una formación completa para realizar la tarea solicitada. El Estado puntano, por ejemplo, colabora en convenios con entidades como las cámaras comerciales, industriales, universidades, gremios, entre otras, para brindar las mejores pautas según las necesidades de cada sector. "Muchos estudiantes vienen con oficios heredados y esto les permite perfeccionar esos conocimientos y también actualizarlos. Una formación cualificada y certificada es lo que les posibilita una inserción laboral más rigurosa", expresó Solivellas.

El otro gran cambio histórico en la concepción de los oficios tiene que ver con los roles que se les atribuían a los géneros. "Los trabajos que estaban muy vinculados a los varones, ahora les han abierto paso a las mujeres, como carpintería, herrería, albañilería, entre otros. Incluso, la sociedad demanda más trabajadoras porque a las clientes les genera más confianza que quien ingrese a su hogar a hacer un arreglo, por ejemplo, sea una mujer", analizó Funes.

Desde el campo hasta la industria

La apuesta por los oficios también ha delimitado un camino a seguir para diferentes sectores del mercado laboral. Y por eso, diferentes instituciones optaron por abrir centros de formación para cubrir la falta de personal capacitado que existe en sus ámbitos.

Por ejemplo, un caso reciente es el de la Escuela de Oficios del Campo, que abrieron el INTA y la Sociedad Rural San Luis, que busca capacitar a los trabajadores en tareas que antes solo se aprendían por trasmisión oral: como elaborar conservas o alambrar.

Algo similar sucede en la industria, que cada vez requiere más de perfiles técnicos que ocupen puestos en los procesos productivos.

La Universidad Nacional de San Luis (UNSL), por ejemplo, abrió su propio centro formativo en oficios que, en este caso, está orientado a las nuevas tecnologías de la Industria 4.0.

Algo de lo que se puede estudiar

Técnicos

Son algunos de los más requeridos y siempre serán demandados. Como la reparación de autos, motos, maquinarias agrícolas, electricistas, soldadores, gasistas, sanitaristas, albañiles, carpinteros, entre otros.

Gastronómicos

En la UPrO, por ejemplo, son siempre los cursos con más inscriptos. En la provincia hay muchas opciones para estudiar cocina, ayudante de cocina, pastelería, panadería y más.

Nuevas tecnologías

Varios organismos ponen el foco en la robótica, en la impresión 3D, programación, manejo de computadoras y de softwares específicos.

Estilismo

Otro rubro que siempre convoca y siempre tendrá clientela. Se multiplican las opciones de peluquería, barbería, cosmética, coloración de cabellos y más

Visto 1767 veces

Calle Angosta | Periódico Digital. Publicación digital con artículos de interés en diversas temáticas, con selección de textos, imágenes, audios y vídeos.

Archivos de programas