Viernes, 19 Julio 2024

Elecciones de dirigencia partidaria: ¿Abiertas o cerradas?

Publicado el Martes, 30 Enero 2024 21:30 Escrito por

El intendente Maximiliano Frontera, quien también desempeña el rol de Presidente del Consejo Departamental Pedernera del PJ,  realizó declaraciones al medio https://apuntesdesanluis.com/ el 28 de enero del corriente año. Planteó la necesidad de realizar “internas abiertas a padrón general”, con la intención de promover una democratización al interior del partido Justicialista, de reorganizar el partido, pero para ello propone una amplia amnistia, previa a la realizacion de elección de autoridades.

La Ciencia Política estudia, entre otros aspectos, la vida interna de los partidos políticos. Para este informe consultamos a tres politólogos.

Flavia Freidenberg, politóloga y experta en el tema, directora académica del Observatorio de Reformas Políticas en América Latina, https://www.xn--reformaspolticas-jsb.org/ y una de las  coordinadora de la Red de Politólogas, https://www.nosinmujeres.com/. Su agenda de trabajo de más de treinta años está enfocada en estudiar e investigar la “Democracia interna de los partidos y las Reformas electorales en América Latina”.  Sostiene que, “la democracia interna de los partidos supone también transparencia, sin ella, la primera es inalcanzable”, pero como ella misma señala, “no se trata de regular algo nuevamente para no cumplirlo o para acomodarlo a los intereses de la dirigencia, la ley por sí sola no genera el éxito de las elecciones internas, se requiere voluntad política de las elites y de los ciudadanos”.

En una charla informal con la politóloga Freidenberg, sostuvo que “hacer una elección interna a padrón general para elegir autoridades partidarias, no es una decisión acertada, que hasta podría hacer implosionar al partido” de acuerdo a sus investigaciones, es decir, la injerencia externa o incluso dirigentes de otras fuerzas en esas decisiones podría traer crisis y conflictos más graves, que las actuales que se pretenden superar”. 

Freidenberg festeja la búsqueda de democratización, pero no ve viable el camino de elecciones abiertas. Agrega, “en cualquier país del mundo esto estaría prohibido, lo que debe haber es, una vocación democratizadora al interior del parido, con sus afiliados. Es decir, reorganizarse está muy bien, atraer a los que se fueron de sus filas, atraer nuevos, pero nunca mediante elecciones de autoridades partidarias abiertas”.

Facundo Cruz señala que, "el tema de autoridades partidarias es siempre espinoso” y plantea el interrogante “¿Por qué alguien que no participa de la vida del partido puede votar autoridades?, a lo que agrega, “si todos pueden votar, ¿todos pueden ser candidatos a autoridades partidarias y porqué resultaría electo alguien que no es parte del partido?

Por su parte, Fernando Dominguez Sardou, señala que “habría que ver lo que dice la legislación”, recomienda revisar minuciosamente la legislación vigente. Tanto la Ley de Partidos Políticos como las respectivas cartas orgánicas partidarias. Y luego enciende una luz de alarma al imaginar que “si un NO afiliado puede decidir sobre las autoridades del partido, es una posibilidad cierta que cualquier afiliado puede sentirse agraviado y recurrir la elección. Incluso por vía judicial.

Sardou sugiere explorar modos más “sencillos” de participación y democracia interna como, por ejemplo, la realizacion de una consulta abierta, que sean las instituciones del partido las que decidan,  junto con los afiliados y la ciudadanía en general. De esa manera, se puede pulsar el sentir del afiliado y del ciudadano no afiliado y tomar decisiones en consecuencia.

La Carta Orgánica del Partido Justicialista Nacional pone la elección de autoridades partidarias de cada distrito (o sea: cada provincia) en manos de sus afiliados exclusivamente (Capítulo IV, artículo 18). 

Por su parte, la Carta Orgánica del PJ sanluiseño fue modificada en 2019 y desde entonces habilita la elección de autoridades mediante voto secreto de los afiliados “o no afiliados según sea la convocatoria del Consejo Provincial” (artículos 25, 26, 32 y 33).

Es probable que el PJ se deba un debate en retrospectiva y a conciencia. Haber perdido las últimas elecciones, tanto a nivel nacional como provincial, debe ser considerado más que una crisis, una oportunidad. Un llamado de atención para volver encausar el partido y a la vez un buen momento para reorganizarse. Proponer una  democratización al interior del partido, analizando estas cuestiones más arriba mencionadas, con la finalidad de transparentar el accionar y volver renovados, pero con las convicciones intactas del ethos peronista. 

Como bien menciona Freidenberg, “teniendo en cuenta que, el peronismo, como otros partidos también, son partidos “dinosaurios”, “no va morir, es imposible que desaparezca”, lo que sí agrega es, “se va a tener que reformar, reacomodar, reajustar. Porque sí, perdió una elección y esto es importantísimo para ellos, en términos simbólicos, pero tampoco fue tanto, es decir, perdió porque le falta un liderazgo unificador adentro, pero el PJ saca liderazgos desde abajo de la puerta” sostiene. Ofrece el ejemplo del PRI, que en el año 2000 todo el mundo decía "ya murió" y en 2012 ganaron la presidencia, nunca dejaron de ganar nivel local.

En el caso del peronismo agrega que, "ahora teniendo un liderazgo derechista polarizador, del estilo que tenemos, eso los va unir rápidamente". El tema, sostiene Freidenberg es que, "no pierdan el partido, porque se sientan en crisis", es decir, lo que sugiere es que las acciones a seguir sean, siempre, previamente analizadas y estudiadas a conciencia antes de llevarlas a la práctica.

Agrega, “los partidos son como las personas y tienen capacidad de resiliencia, es decir, todavía el peronismo tiene como un margen de actuación importante. Entonces si hay grupos internos, institucionalizados dentro del partido en San Luis, como facciones, vale pena ir a una elección interna competitiva, lo cual permite le permite legitimarse, pero de la militancia, no meter a grupos externos”.

El peronismo siempre ha demostrado una gran plasticidad y poder de regeneración. Es una buena ocasión de mostrar su resilencia. El PJ parecería tener en su ADN esta capacidad y lo ha demostrado más de una vez. Esto solo podría ser considerado un traspié y podría tomarlo como una oportunidad de  aprender, sacar conclusiones y debatir colectivamente.

Pero esta situación actual del peronismo, como otras veces, difícilmente supondrá su desaparición o en su defecto su muerte.

Visto 1193 veces
Claudia Lobato

Politóloga - Licenciada en Ciencias Políticas

UNTREF - ULP

Calle Angosta | Periódico Digital. Publicación digital con artículos de interés en diversas temáticas, con selección de textos, imágenes, audios y vídeos.

Archivos de programas